El hombre que acusó al gigante farmacéutico – Pfizer


El caso de Pfizer -que pagará una multa enorme por prácticas deshonestas- se produjo tras la denuncia de uno de sus empleados.

PfizerPfizer, la mayor compañía farmacéutica del mundo, está “lamiéndose sus heridas” después de que acordó pagar una multa sin precedentes de US$2.300 millones de dólares por prácticas comerciales deshonestas en la venta de sus medicinas.

El caso contra la empresa, por promover fármacos para usos no aprobados por las autoridades, se produjo como resultado del acto de un informante interno que reveló a las autoridades las actividades anormales de Pfizer.

John Kopchinsky era representante de ventas de Pfizer. Tal como le dijo a la BBC, denunció a la empresa porque “un día decidió simplemente que no podía seguir viviendo con sus remordimientos de conciencia”.

“Éramos 3.000 representantes de ventas a quienes se nos instruyó promover un fármaco llamado Bextra” explica John Kopchinski.

“Y lo que los gerentes de ventas de Pfizer querían que hiciéramos era descaradamente ilegal”.

“Por ejemplo, la medicina (un antiinflamatorio) había sido aprobada para venderse en tabletas de 10 miligramos como tratamiento de artritis reumatoidea y osteoartritis. Sin embargo, se nos instruyó promoverla para tratar dolor severo y también promover entre los médicos la venta de dosis más altas”.

“Así que algunos médicos estaban utilizando dosis de 20, 40, 60 y hasta 80 miligramos. Y 80 mg. es ocho veces más que la dosis inicialmente aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA)”, dice Kopchinski.

“Y en esta dosis en particular se está sometiendo al paciente a toda una gama de efectos secundarios y a otros factores que no han sido estudiados científicamente. Es decir, literalmente no teníamos idea de lo que podría pasarle al paciente”.

En efecto, tal como lo establecen los demandantes, Pfizer “promocionó Bextra para varios usos y dosis que la FDA había rehusado validar debido a las dudas sobre sus riesgos”.

Eventualmente el fármaco fue retirado del mercado en 2005 por preocupaciones sobre su seguridad y sus efectos secundarios, particularmente temores de que podía causar infartos y derrames cerebrales.

Pero la empresa no sólo estaba promoviendo ilegalmente al Bextra.

El acuerdo civil establece que la farmacéutica pagó sobornos a profesionales médicos para que recetaran, además del Bextra, otros tres medicamentos: Geodon, un tratamiento para la esquizofrenia, Zvyox, un antibiótico y Lyrica, un analgésico.

Contra el dolor

El trabajo de John Kopchinski y de los otros representantes de ventas de Pfizer consistía en visitar a médicos, dentistas y otros profesionales de la salud, en particular aquéllos vinculados con el tratamiento del dolor y promover al Bextra.

“Se nos instruyó visitar las clínicas de dentistas y promover el uso del fármaco para tratar el dolor después de una extracción de dientes -dice Kopchinski- a pesar de que no hubo estudios llevados a cabo en ese entorno particular”.

“También se nos ordenó promoverlo con ortopedistas para que usaran el fármaco pre y postoperatorio, a pesar de que tampoco se estudió esa área”.

“Y pensé: si yo fuera sometido a una cirugía no me gustaría que me administraran un fármaco que no ha sido estudiado para este síntoma particular”.

“Y hubo otros ejemplos similares de instrucciones que se nos dieron para usar tácticas falsas para vender el fármaco”, agrega.

Kopchinski afirma que no se trataba simplemente de “sugerencias” de venta de la empresa. Eran -dice- instrucciones claras sobre la forma como debía promocionarse y venderse el medicamento.

“Se nos pagaba US$50 por cada protocolo quirúrgico (plan detallado de la actuación médica durante una cirugía) que lográbamos obtener” dice el ex representante de ventas.

“Había representantes que obtenían 10 o 20 protocolos”.

“Yo realmente estaba muy intranquilo haciendo este trabajo y cuando el gerente de distrito nos preguntaba cuántos protocolos habíamos obtenido y yo decía que ninguno, de inmediato se me etiquetó como alguien que no formaba parte del equipo”.

“También tenían otros calificativos para los que no seguíamos las instrucciones de la gerencia: éramos malos comunicadores, no sabíamos participar en equipo y no estábamos promoviendo la marca de la empresa como se deseaba que lo hiciéramos”, explica Kopchinski.

Nadando contra corriente

Cada médico o especialista recibía la visita de tres representantes de ventas, así que -como dice el ex empleado- tratar de hacer lo correcto “era como estar nadando contra corriente”.

“Durante mi visita podía hacerle ver al médico las regulaciones de la FDA y subrayar su uso aprobado de 10 mg. pero dos días después iba a llegar otro representante y promover el uso de 20 u 80 mg. así era muy difícil hacer lo correcto cuando todos a tu alrededor -vendedores, gerentes, directores- estaban promoviendo el uso no autorizado del fármaco”.

Eventualmente John Kopchinksi -veterano de la guerra del Golfo- decidió enfrentarse al gigante corporativo y denunciar esas prácticas ilegales.

“En el ejército se esperaba de mí que protegiera a la gente a como diera lugar. En Pfizer se esperaba de mí que aumentara las ganancias de la compañía a como diera lugar, incluso cuando las ventas estaban poniendo vidas en peligro. Y no pude hacerlo”.

Como lo establecen las leyes de Estados Unidos, Kopchinski recibirá ahora US$50 millones por ayudar a exponer las prácticas deshonestas de una corporación.

Pfizer, por su parte, declaró que lamenta sus pasadas acciones y que aprenderá de ellas.

BBC Noticias

Anuncios

5 comentarios en “El hombre que acusó al gigante farmacéutico – Pfizer

  1. No es novedad que en paises incluso latinoamericanos llamados del tercer mundo se presenten situaciones como estas, es muy importante como Visitador o representante de una marca mantener la etica y el estilo profesional, el criterio del medico en la decision final de prescribir un producto pasa por el lado etico, no por el lado de ¿cuanto voy a ganar …por recetarte ?.. hay que tener profesionalismo al relizar la visita medica y tambien encontrar al verdadero profesional medico que receta y prescribe por los beneficios del producto.. por nada mas.

    Carlos Castro S
    Visitador medico
    Lima – Peru

    Me gusta

  2. Si este laboratorio ha sido reincidente en sus faltas de ética y extrema avaricia, por qué no lo suspenden de vender medicamentos? Que le impongan multas que realmente les duela a los accionistas para que dejen de hacer daño a las personas.

    Que los médicos en nuestros países latinoamericanos estén actualizados de estas informaciones, ya que en mi caso en particular, el doctor le recetó Lyrica a mi madre (más de 70 años), sin tomar en cuenta su edad y las contraindicaciones de esta medicina; si no tuviera acceso al internet, jamás me hubiera enterado de estas sanciones para la Pfizer. Qué le pasa a las personas que no tienen acceso y confían en sus “doctores”?.

    Gracias por permitirme escribir.

    Me gusta

  3. El problema radica en la falta de conocimientos y educación de algunos Medicos que se prestan a este tipo de acciones sin tener cuidado en conocer que farmaco prescriben, en el caso de Lyrica, sí no se tiene cuidado con la dosificación, además de co adyuvar al tratamiento de “dolor crónico”, produce efectos ansioliticos que hacen que los pacientes se sientan “particularmente bien”. La situación con Bextra es un caso documentado pero en nuestros paises, esto ocurre con frecuencia……nuevamente por falta de conocimiento y educación por parte de la comunidad medica.
    Por otro lado dudo que las gerencias medias y altas en Pfizer se presten a este juego por las graves consecuencias que conllevan
    PD Saludos

    Me gusta

  4. http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2009/09/090903_pfizer_whistleblower_men.shtml

    Vuelvo a insisitir…Esto no es honesto. Esta es una información de BBC MUNDO (fué publicada dos días atrás) y se está publicando acá sin ningún tipo de referencia a su fuengte original.
    Esta no es una forma decente de comportamiento y solo sirve para denigrar y desprestigiar a los que hacemos Blogs que, pretendemos, sean honestos.
    Lo siento…pero es mi sentimiento ahora al verlo y, me gustaría que este comentario no fuera suprimido.

    Me gusta

    1. Estimado Fernando:

      Gracias por ser un lector asiduo de este Blog y estar pendiente de los artículos que publicamos, aceptamos que por error u omisión no se puso la fuente, como se hace en todos los demás artículos.

      Sin embargo esta situación no significa ni califica, decir que este blog no es decente y que denigra y desprestigia el trabajo de otros, me parece una exageración de tu parte viniendo de una persona que considero un intelectual inteligente.

      De todas formas gracias por tus buenos deseos que este blog de cátedra de decencia y honestidad, el cual no es la razón de ser, sino de transmitir con pluralidad y altura temas farmacéuticos, coincidirás conmigo que muchas veces los juicios de valor son muy contradictorios por que están sujetos al ojo con que se mire.

      Sin embargo vale decir que de los mas de 130,000 visitantes que han visitado este blog, eres el primero que genera un calificativo contrario a la contribución informativa que vinimos haciendo a la comunidad farmacéutica.

      Nunca ha sido mi intención ni será ser un calificador de decencia y honestidad, por que somos plurales, sin embargo respeto a los Gurús que quieran definir y calificar la decencia y honestidad. Por Favor! No caigamos en el mismo error de Emili Montoya que haces referencia en tu blog.

      http://pharmacoserias.blogspot.com/2007/09/un-nuevo-guru-de-la-web-20-emili.html

      Estimado amigo, como filántropos en estos menesteres sumemos esfuerzos para seguir transmitiendo conocimiento y alentando a otros a seguir construyendo en lugar de cercenar la buena predisposición y no perdamos la perspectiva del valor, mirando solo la forma en lugar de apreciar el fondo de las cosas.

      Te mando un abrazo.

      Se que este comentario no sera suprimido!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s