Pfizer pagará 2.300 millones de dólares en acuerdo extrajudicial


Por Jeremy Pelofsky y Ransdell Pierson.

PhotoWASHINGTON/NUEVA YORK (Reuters) – El gigante farmacéutico Pfizer accedió el miércoles a declararse culpable de un cargo criminal relacionado con la promoción de su analgésico ya retirado del mercado Bextra y pagará una cifra récord de 2.300 millones de dólares (1.610 millones de euros) como conciliación tras ser demandado por comercializar ilegalmente 13 fármacos.

El mayor fabricante mundial de medicamentos pagará estas multas tras considerarse que comercializó de manera repetida fármacos a pacientes y médicos para dolencias que no estaban aprobadas por los reguladores sanitarios.

Pfizer se había declarado culpable en 2004 de otro cargo criminal por tácticas de ventas impropias y sus prácticas de marketing estaban bajo supervisión federal desde entonces.

Pfizer, que está adquiriendo a su rival Wyeth, había advertido en enero del registro de un cargo de 2.300 millones de dólares a finales del año pasado por la resolución de las acusaciones que involucraban a Bextra y otros fármacos, pero en ese momento no proporcionó detalles.

El acuerdo fue anunciado el miércoles por el Departamento de Justicia de Estados Unidos y el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

“El tamaño y seriedad de esta resolución, que incluye la enorme multa criminal de 1.300 millones de dólares, refleja la seriedad y alcance de los delitos de Pfizer”, dijo Mike Loucks, fiscal por el distrito de Massachusetts.

El acuerdo del miércoles incluye una multa federal de 1.300 millones de dólares relacionada con los métodos de venta de Bextra, que fue retirado del mercado en 2005 por dudas sobre su seguridad.

También incluye 1.000 millones de pagos civiles relacionados con las ventas de fármacos para usos no autorizados por la Agencia del Medicamento estadounidense (la FDA) y pagos a profesionales de la salud.

“Lamentamos ciertas acciones adoptadas en el pasado, pero estamos orgullosos de las acciones que hemos adoptado para reforzar nuestros controles internos”, dijo Amy Schulman, directora jurídica de Pfizer.

Este acuerdo sería el mayor de la historia por acusaciones de comercializar de manera irregular medicamentos bajo prescripción médica, superando los 1.420 millones de dólares que acordó pagar Eli Lilly a comienzos de año por las ventas de su fármaco para la esquizofrenia Zyprexa para usos no autorizados.

Pfizer dijo que pagaría 503 millones de dólares para resolver prácticas relativas a Bextra, 301 millones vinculados a su fármaco para la esquizofrenia Geodon, 98 millones por el antibiótico Zyvox y unos 50 millones por Lyrica, un medicamento antiepiléptico de grandes ventas.

La compañía dijo que la mayoría de las acciones impropias de las que se le acusa tuvieron lugar antes y durante 2005. El consejero delegado de la compañía, Jeffrey Kindler, había sido el director jurídico de Pfizer entre 2002 y 2006, cuando tomó el mando de la empresa.

Pfizer fue hallado culpable en 2004 de un cargo criminal no relacionado con este caso, por sus tácticas inapropiadas de venta de medicamento para la apoplejía Neurontin.

Debido a esto, sus prácticas de marketing habían estado bajo la lupa federal desde entonces.

En el caso anterior, la subsidiaria de Pfizer Warner Lambert había sido acusada de ofrecer Neurontin para usos no autorizados. Pfizer adquirió Neurontin a través de su fusión con Warner Lambert en el 2000.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s