Medicamentos genéricos: entre el discurso, el lucro y la desconfianza


Naciones Unidas, 23 de octubre. Medicamentos esenciales que salvan vidas siguen siendo caros en los países más pobres, a pesar de que algunos de los principales laboratorios aseguran hacer todo lo posible para reducir los costos.

“Los gobiernos deben actuar para reducir los precios y mejorar la disponibilidad, o el objetivo (de Desarrollo de la ONU para el Milenio) número ocho será un fracaso”, dijo a Ips Margaret Ewen, de la organización no gubernamental Health Action International (HAI), con sede en Amsterdam.

Los más pobres también sufren la escasez de fármacos genéricos, en especial para el tratamiento del VIH/sida.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, se reunió con altos ejecutivos de 17 grandes fabricantes de genéricos la semana pasada para recordarles la necesidad de facilitar vacunas y medicinas más baratas a millones de personas privadas de tratamiento por los precios exorbitantes.

Al señalar que el foco estaba puesto principalmente en el VIH/sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), enfermedad devastadora en África y otras regiones, Ban dijo: “observamos que, pese a los avances, la epidemia continúa sobrepasando nuestros mejores esfuerzos.”

Sólo un tercio de quienes necesitan tratamiento antirretroviral en los países de ingresos bajos y medios lo están recibiendo, agregó. Y cada día, por cada dos personas que se someten a esa terapia contra el sida, otras cinco se infectan.

Además de la reducción a la mitad (en relación con los registros de 1990) del hambre y la pobreza extrema para 2015, entre otros puntos, los Objetivos de Desarrollo de la ONU para el Milenio también exigen el acceso a medicinas esenciales a precios accesibles en los países pobres.

Los datos muestran que los precios de los medicamentos son demasiado elevados, que la disponibilidad es demasiado baja y muchos tratamientos simplemente no se pueden pagar.

Pocos gobiernos han actuado a partir de las conclusiones del estudio. Los que necesitan medicamentos, “especialmente los más pobres, se están sumiendo en las deudas o prescindiendo de los tratamientos que necesitan”, señaló Ewen.

Que los compren y que los usen

Hasta la fecha, ministerios de Salud, investigadores y organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo han realizado unos 50 estudios, cuyos resultados constan en el Informe del Grupo de Tareas sobre el Desfase en el Logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de 2008, presentado por la ONU el mes pasado.

En el sector público, las medicinas genéricas sólo están disponibles en 34,9 por ciento de los centros de salud y, en promedio, su precio es 250 por ciento superior a la referencia internacional, según el estudio.

En el sector privado, esos mismos fármacos están disponibles en 63,2 por ciento de los centros de salud, pero el costo promedio es aproximadamente 650 por ciento mayor que el precio internacional de referencia.

En el plano nacional, el informe de la ONU exige objetivos explícitos en varias áreas, entre ellas la eliminación de impuestos a medicinas esenciales, la actualización de las políticas nacionales al respecto, la promoción de los genéricos y la reducción del margen de ganancia de comerciantes y distribuidores.

En el plano internacional, el estudio llama a financiar la investigación y el desarrollo de medicinas destinadas a países pobres, alentar a los laboratorios a reducir los costos de las medicinas donde los genéricos equivalentes no están disponibles, y potenciar la producción de esos genéricos, además de eliminar las barreras existentes.

Ewen también sostuvo que es vital que los genéricos estén disponibles porque se necesita competencia para reducir los precios.

“Pero lo que también es importante es que los farmacéuticos dispensen genéricos baratos y que los pacientes los usen”, agregó.

Para que esto ocurra, los pacientes deben confiar en los genéricos. Las agencias reguladoras de los países tienen que garantizar la disponibilidad de genéricos sólo de buena calidad, brindar incentivos para suministrarlos y educar a los profesionales de la salud y a los consumidores, a fin de que los acepten.

Un comentario en “Medicamentos genéricos: entre el discurso, el lucro y la desconfianza

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s