Destruyendo los Mitos de la Industria Farmacéutica II


MITO 3: “Los precios de los fármacos están determinados por su valor en la prevención y el tratamiento.”

Ya se ha analizado que el precio de drogas no tiene que ver con la investigación. Gilmartin, presidente y CEO de Merck, sabe eso. Al referirse a la estimación de los 802 millones por droga, él marcó: “El precio de los medicamentos está determinado por su valor en la prevención y el tratamiento de una enfermedad.” Será cierto?

El estudio ALLHAT (antihypertensive and lipid lowering treatment to prevent heart attack trial) duró ocho años e involucró a más de 42.000 personas en más de 600 clínicas. Comparó cuatro tipos de drogas :1) bloqueantes de canales de calcio 2) bloqueante alfa adrenérgico, 3) inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina y 4) un diurético genérico.

Los diuréticos costaban U$37 por año en el 2002 (es una de las drogas más baratas del mercado. No son promocionadas porque las industrias manufactureras de medicamentos genéricos generalmente no gastan dinero en marketing ). El tratamiento con Norvasc (bloqueante de canales de Calcio) cuesta U$ 715 por año, y un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina, cuesta U$ 230 por año. 

Es verdad que cuanto más caro, mejor? Veamos: El estudio ALLHAT demostró que los diuréticos son la mejor opción para tratar la hipertensión, tanto en términos médicos como económicos. [14]

Más novedosa es una droga, mejor se vende: en las top 50 drogas usadas por personas mayores en 2001, Norvasc ocupaba el puesto número 2. Inhibidores del ACE también estaban en los top 50. Pero diuréticos que fueron probados como superiores en ALLHAT no aparecieron en la lista.

Las nuevas drogas llegan al mercado porque se ha probado que son mejores que “nada” (es decir, placebo), y son promocionadas como si fueran grandes avances en la medicina. Los milagros por lo que la industria farmacéutica está tan orgullosa, no son totalmente verdaderos milagros. Puede haber drogas peores que las anteriores. Entonces, cómo puede ser que lleguen al mercado?

La mayoría de las investigaciones clínicas en drogas son patrocinadas por las compañías que las producen. El patrocinio no implica que la investigación sea prejuiciosa. Pero, las compañías farmacéuticas tienen un considerable control sobre la investigación. Los investigadores no controlan más los ensayos clínicos, los sponsors lo hacen. Ellos interpretan los resultados y deciden qué es lo que debe ser publicado. Para presentar resultados favorables, aunque las drogas serán consumidas por personas mayores, los ensayos involucran a más jóvenes porque generalmente, estos experimentan menos efectos adversos. Comparar la nueva droga con placebo o con una vieja droga administrada en dosis demasiado bajas, presentar parte de los datos u omitir otros completamente, son otras de las tantas estrategias para producir resultados favorables que en realidad, no siempre lo son.

Las investigaciones patrocinadas por las industrias son cuatro veces más favorables a los productos de la compañía que las investigaciones patrocinadas por NIH.[15] Stelfox descubrió que en 70 artículos que investigaron la seguridad del antagonista de canales de calcio, el 96% de los artículos que aseguraban la seguridad de la droga, eran publicados por autores que poseían conexiones financieras con las compañías que producían la droga. Sólo el 37 % de los autores que tenían esas conexiones fueron críticos.[16] Davidson reportó que en estudios patrocinados por la industria manufacturera de nuevas terapias, las probabilidades de presentar resultados favorables a las nuevas terapias, en comparación a las terapias tradicionales, es mucho mayor.[17] Friedberg reportó que el 5 % de los estudios farmacoeconómicos patrocinados por las industrias sobre medicamentos que tratan cáncer, llegaron a conclusiones desfavorables con respecto a los productos de la compañía, y compara aquella cifra con el 38% de los estudios de fundaciones no lucrativas que llegaron a las mismas conclusiones.[18]

Conclusión: lo que es caro, no siempre es bueno. Lo que dicen que es bueno, no siempre es bueno. La verdadera calidad no es la calidad publicitada, sino la calidad bien probada.

 
MITO 4: “LAS DROGAS ME TOOS SON BENEFICIOSAS: La competición mantiene a los precios bajos, y es mejor que haya más de una droga para tratar a una condición, porque si la primera no puede funcionar en un individuo particular, el segundo podría hacerlo.”

Con respecto al primer punto: cuando los primeros “me too” llegan al mercado, el precio de la droga original no cae. Esto es porque las drogas me too no son promocionados en base a precios. Lipitor nunca se publicita como “la que es más barata que Zocor”, ni viceversa. Ellos se demuestran como si tuvieran una especial eficacia o seguridad comparada a otras drogas. Pero, los ensayos clínicos nunca comparan drogas “me too” con otras de las mismas condiciones en dosis equivalentes, por ende, nadie puede saber cuál es la más efectiva.

Con respecto al segundo punto: Si una droga particular no actúa para un paciente, es difícil que uno virtualmente idéntico pueda hacerlo. Podrían testear las drogas me too en pacientes que no recibieron beneficios del primero. Pero, no lo hacen, porque la verdad es que no quieren saber los resultados: Si Prilosec (mezcla de isómeros activos e inactivos) no funciona para alguien, Nexium(sólo formado por isómeros activos) probablemente tampoco. Simplemente comparan sus drogas me too con placebos.

Desde el año 1998 a 2002, 415 nuevas drogas fueron aprobadas (promedio de 83 drogas por año), de aquellas, 133 (32% ) eran nuevas entidades moleculares (NME). Las otras eran variaciones de drogas existentes. Y de esas 133, sólo 58 eran “priority review drugs” (nuevos fármacos que representan un importante progreso terapéutico), en contraposición a las “standard review drugs” que tienen similares cualidades terapéuticas a aquellas drogas existentes. En promedio, no hay más de 12 drogas innovadoras por año. En los años 2001 y 2002, sólo 7 drogas inovadoras (es decir: new molecular entities con priority review) fueron aprobadas en cada año, comparando con 9 del 2000, 19 del 1999, y 16 en 1998. 

El mercado está desbordado de drogas “me too”, pero hay escasez de otras drogas importantes. Por ejemplo, en 2001, en EEUU, faltaban ciertos anestésicos, nitroglicerina, esteroides inyectables, medicación para asma (albuterol), algunos antibióticos, vacunas contra el resfrío, difteria, y tétanos, citabarina que trata leucemia y herpes, flumezenil (contra la sobredosis de fármacos como Valium) fentanil, antiveninas, corticoesteroides para tratar asma, e isoprotenerol.

Hay que destacar estos dos últimos medicamentos.Por qué la “American Home Products” dejó de producir isoprotenerol? Douglas Petkus, el vocero de la empresa dijo: “”It was strictly a business decision (Fue estrictamente una decisión de negocios).”

Por qué GlaxoSmith Kline dejó de producer Beclovent? Mr. Jones, el vocero de la empresa explicó que las fábricas de Glaxo no podían producir Beclovent y Flovent al mismo tiempo. “Flovent es un producto mayor para nosotros, y por eso le damos prioridad.” No está de más acotar que, la patente de “Beclovent” había expirado, y que la empresa lanzó y promocionó a “Flovent” como un medicamento más efectivo. Por supuesto, tenía que ser más caro, y así, muchos pacientes con asma moderado que se trataban exitosamente con Beclovent , se vieron frustrados por los altos precios de Beclovent… 

FUENTES.

[1] public citizen’s congress watch, America’s other drug problem: a briefing book on he rx drug debate. 
http://www.citizen.org/documents/drugbriefingbk.pdf
[2] NIHCM, Prescription Drugs and Mass Media Advertising.
http://www.nihcm.org/~nihcmor/pdf/DTCbrief.pdf
[3] Darren E. Zinner,Medical R&D At The Turn Of The Millennium, Health affairs.
http://content.healthaffairs.org/cgi/content/full/20/5/202
[4] Senado de Estados Unidos, Office of the Chairman, Connie Mack, The Benefits of Medical Research and the Role of the NIH, May 2000.
http://hsc.utoledo.edu/research/nih_research_benefits.pdf
[5] Documento administrativo preparado por el staff de NIH: “NIH contributions to pharmaceutical development”.
http://www.citizen.org/documents/appc.pdf

[6]Ralph NaderJames Love, Looting the medicine chest: how Bristol-Myers Squibb made off with the public’s cancer research, The Progressive,Feb, 1993.http://findarticles.com/p/articles/mi_m1295/is_n2_v57/ai_13417481
Frank Stephenson, A tale of Taxol , Research in review, 2002, VOL.XII NO. 3.
http://www.rinr.fsu.edu/fall2002/taxol.html
[7] Marcia Angell, The truth about the drug companies, how they deceive us and what to do about it. USA, 2004, p. 60-62.
[8] Joseph A. DiMasi et al, The price of innovation: new estimates of drug development costs,Journal of Health Economics , V22 (2003) 151–185.http://csdd.tufts.edu/NewsEvents/RecentNews.asp?newsid=6
[9] Robert pear, Research Cost For New Drugs Said to Soar, The New York Times, December 1, 2001.
http://query.nytimes.com/gst/fullpage.html?res=9806E3D8133DF932A35751C1A9679C8B 63
[10] Families USA, Out of bounds: Rising Prescription Drug Prices for Seniors, July 2003.
http://www.familiesusa.org/assets/pdfs/Out_of_Boundsab79.pdf
[11] http://www.fda.gov/cder/Pediatric/faqs.htm
[12] Marcia Angell, The truth about the drug companies, how they deceive us and what to do about it. USA, 2004, p.46.
[13] http://www.fda.gov/orphan/taxcred.htm
[14] The allhat Officers and Coordinators for the allhat Collaborative Research Group ,Major Outcomes in High-Risk Hypertensive Patients Randomized to Angiotensin-Converting Enzyme Inhibitor or Calcium Channel Blocker vs Diuretic, JAMA, Vol. 288 No. 23, December 18, 2002
http://jama.ama-assn.org/cgi/content/full/288/23/2981
[15] Justin E. BekelmanScope and Impact of Financial Conflicts of Interest in Biomedical Research A Systematic Review, JAMA, 2003;289(4):454-465 http://jama.ama-assn.org/cgi/reprint/289/4/454?maxtoshow=&HITS=10&hits=10&RESULTFORMAT=&fullt ext=scope+and+impact&searchid=1&FIRSTINDEX=0&resou rcetype=HWCIT
[16] Henry Thomas Stelfox et al, Conflict of Interest in the Debate over Calcium-Channel Antagonists, New Eng. J. Med., 1998, Volume 338:101-106.http://content.nejm.org/cgi/content/full/338/2/101
[17] Davidson RA., Source of funding and outcome of clinical trials. J Gen Intern Med. 1986 May-Jun;1(3):155-8.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3772583?dopt=Abstract
[18] Mark FriedbergBA et al, Evaluation of Conflict of Interest in Economic Analyses of New Drugs Used in Oncology, jama Vol. 282 No. 15, October 20, 1999.
http://jama.ama-assn.org/cgi/content/abstract/282/15/1453?ijkey=26e73e708a0d17b47a419b927f008bd89ba1834 3&keytype2=tf_ipsecsha

Editado por analin en 30-ago-2008 a las 08:49, Marcia Angell, autora de “The truth about drug companies”, criticó duramente a las industrias farmacéuticas por su falta de compromiso con la ciencia y la humanidad. Acá van algunos datos del libro, y otros de la Web.

2 comentarios en “Destruyendo los Mitos de la Industria Farmacéutica II

  1. Hola!

    Recientemente fui diagnosticada con una artritis que le da a las personas que no absorben la vitamina B-12 y tengo que recibir un tratamiento de medicamento biologico. Las inyecciones que tengo que ponerme mensual por un periodo de dos años tienen un costo de mas de 1,500.00 dolares cada una y estoy buscando una fundacion que auspicie mi tratamiento.

    Agradecere cualquier informacion que me puedan brindar. Gracias.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s