La cadena Dr. Simi cerró todas sus farmacias en la Argentina


En la guerra entre los hermanos mexicanos González Torres se impuso Dr. Ahorro

 La guerra entre las cadenas mexicanas de farmacias ya tuvo un claro ganador. En los primeros días de julio, la cadena Dr. Simi decidió cerrar las últimas sucursales que tenía en la Argentina, mientras que su competidor, Dr. Ahorro, crece en el Gran Buenos Aires y en el interior del país mediante el sistema de franquicias. 

La salida de Dr. Simi del mercado argentino se había iniciado a fines de 2006, cuando la empresa fundada por Víctor González Torres empezó a cerrar las primeras sucursales de su red, que llegó a contar con más de 40 puntos de venta.

En un primer momento, en la empresa preferían hablar de un ajuste de su estructura, a partir del cierre de los primeros locales en Caballito, Boedo y Barrio Norte, aunque el proceso se aceleró en los últimos meses, hasta que en julio se concretó la clausura de las últimas farmacias que tenía la cadena en puntos emblemáticos de la ciudad, como las terminales de trenes de Constitución y de Once.

En el sector sostienen que el fracaso de Dr. Simi se explica por la incapacidad de los mexicanos para adaptar su modelo comercial al mercado argentino. “Los consumidores argentinos son un poco más sofisticados, y el modelo de farmacias baratas que proponía Simi sólo funcionó bien en épocas de crisis, pero cuando la situación mejoró un poco, los clientes se fueron hacia otro tipo de propuestas”, explicó uno de sus competidores.

En la propia compañía mexicana, en cambio, le echan la culpa a la gran cantidad de normas que regulan el mercado farmacéutico argentino, incluida la prohibición para abrir una farmacia nueva a menos de 300 metros de otra que esté en funcionamiento, que rige en la provincia de Buenos Aires.

“La Argentina es un país hermoso para pasear, pero no para hacer negocios. Hay muchas regulaciones que frenaron nuestro crecimiento y por esa razón decidimos concentrar todos los esfuerzos en el mercado chileno, donde nos está yendo muy bien”, explicó Vicente Monroy, director de la casa matriz del grupo.

En Dr. Simi no quisieron precisar cuánto perdieron con su incursión en la Argentina y Monroy sólo admitió: “Veníamos perdiendo bastante plata y con el cierre de las farmacias quisimos dejar de perder”. Sin embargo, en el mercado se especula que, a razón de una inversión de por lo menos $ 100.000 por local, la pérdida total no bajaría de los $ 4 millones.

Guerra fraterna

La contracara del fracaso de Dr. Simi es la expansión de Dr. Ahorro. Esta última cadena pertenece a Javier González Torres, el hermano menor del fundador de Dr. Simi. En México es una empresa más chica -cuenta con menos de 1000 locales, frente a los 3800 de su rival-, aunque en la Argentina supo ganarle de mano a la competencia y rápidamente se posicionó como líder en el negocio de los medicamentos genéricos.

En Dr. Ahorro reconocen que su expansión en el mercado argentino no fue tan fácil como esperaban debido a las regulaciones que dificultan su expansión, no sólo en la provincia de Buenos Aires, sino también en otros distritos, como Mendoza, Santa Fe o La Pampa.

“Las regulaciones que existen en Buenos Aires y en otras provincias nos obligaron a reformular nuestro negocio en la Argentina, y para poder crecer en estos distritos tuvimos que lanzar un sistema de franquicias, ya que por ley estamos obligados a que cada local pertenezca a una sociedad de comandita simple, en la que participe como accionista un farmacéutico”, explicó Estanislao Wigger, gerente de Operaciones de Dr. Ahorro en la Argentina.

La hora de las franquicias

A través de este sistema de franquicias, la cadena mexicana ya concretó sus primeras aperturas en el conurbano bonaerense, en localidades, como Morón, Villa Dominico y Villa Adelina, y ahora también avanza sobre algunas ciudades del interior, como Trelew, Posadas, Santiago del Estero y San Luis.

“Hoy tenemos 55 sucursales en la Argentina y esperamos sumar otras nueve o diez antes de fines de año, al apuntar básicamente al interior del país. Entre las provincias en las que queremos abrir figuran Chubut, Corrientes, Río Negro, San Juan y Jujuy”, explicó Wigger.

 Por Alfredo Sainz De la Redacción de LA NACION

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s