Marketing médico: claves para mejorarlo

Publicado en 29 abril 2011

4


enfermeria


Qué debe hacer un médico para ser escogido y preferido por los pacientes. Cómo conseguir la notoriedad y la diferenciación que requieren.

Dada la concentración de más del 75% de los médicos del país en 18 de las principales ciudades de Colombia, el nivel de competencia al que se ve enfrentado cada uno de estos profesionales es muy alto. En consecuencia, para ser escogido y preferido, su necesidad de notoriedad y diferenciación a los ojos de sus pacientes actuales y potenciales es evidente. ¿Qué podrían tener en cuenta para lograrlo?

Según la organización Médicos Generales Colombianos, en el país existen cerca de 59.000 médicos, con una concentración de más del 75% en las grandes ciudades de Colombia, de las cuales tan sólo Bogotá, Medellín, Barranquilla y Cali aglutinan cerca del 50%. De éstos, aproximadamente 17.000 son especialistas y 42.000 son médicos generales y cada año, en promedio, egresan cerca de 3.000 médicos de las facultades de medicina.

Ahora bien, es cierto que en muchos casos los pacientes no tienen opción de escoger a su médico, es decir, en contraposición, que el médico no tiene la opción de ser escogido. Pero también es cierto que no menos del 58% de los médicos generales, por ejemplo, realizan consultas a pacientes particulares y cerca del 20% lo hacen con pacientes afiliados a un plan de medicina prepagada. Tanto en uno, como en el otro, el paciente sí tiene la posibilidad de escoger al profesional que quiere que le trate.

En cuanto a la escogencia del médico por parte del paciente, algunos de los factores que pueden influir en ésta se relacionan con: la institución para la que trabaja el profesional de la salud, la localización geográfica y la ubicación dentro de la ciudad en la que ejerce, las facilidades de acceso a su consultorio y la infraestructura y servicios del centro en que trabaje.

A pesar de la existencia de tales factores, y sin desconocer su influencia en la decisión del paciente, es la capacidad de relación-comunicación del médico con su paciente, y la forma como lo haga, el factor determinante para tener su fidelidad que, a su vez, genera un efecto voz a voz que atrae más pacientes. Como lo referencia el Médico Ricardo Medina en una de sus intervenciones, realizada en la Universidad de los Andes en Bogotá, y quien ha tratado el tema en diferentes instancias, es la indiferencia y la descortesía la generadora de infidelidad del paciente en cerca de un 70%

Usted, como yo, podemos preguntarnos ¿Y qué causa esa posible indiferencia y descortesía con el paciente, por parte de algunos médicos? Con seguridad puede deberse, entre otros, a aspectos relacionados con la Ley 100 y nuestro Sistema de Salud que no pretendo desconocer, en especial por la oportunidad de haberlos experimentado como paciente y familiar de paciente.

No por lo descrito en el párrafo anterior perdería la oportunidad de contemplar que a los médicos también les puede pasar lo que a cualquier otro profesional colombiano, en cualquier disciplina: que se deje llevar por las circunstancias y no sea él mismo quien determine qué quiere hacer y tome las riendas de su vida para hacerlo. ¿A qué me refiero? Todos en uno u otro momento o época nos hemos visto enfrentados a trabajar en situaciones adversas y, con seguridad, ha sido la vocación un factor determinante para seguir haciéndolo bien a pesar de ello o, la falta de vocación, el factor determinante para dejarlo. Un profesional de la salud, como cualquier otro profesional, según sus condiciones, tiene tres opciones macro ante la adversidad que en su trabajo le pueda generar un sistema, el mercado o quien sabe que otro factor: ajustarse a las condiciones existentes, luchar y argumentar por cambiarlas o dejarlo. A propósito, según la misma Organización de Médicos Generales Colombianos, cerca de 2.100 médicos optaron por la última alternativa: no ejercer su profesión. ¿Será que, en forma proactiva, escogieron otra opción de vida dejando a un lado el ejercicio de la medicina?

Pues bien, estimado doctor o profesional de la salud, si usted es uno de muchos quienes ejerce su vocación con decisión, por lo que le agradezco en nombre de todos los que reciben su ayuda, y que a su vez le interesa tener notoriedad y diferenciación frente a sus pacientes, sin faltar a su criterio médico y a la seriedad del ejercicio de su profesión, a continuación puede encontrar algunas recomendaciones, a manera de lista de chequeo, que podrían serle de utilidad. No puedo dejar de mencionar que usted puede preguntarse ¿qué hará un “tipo” que no es médico, pretendiendo dar claves sobre el Marketing Médico y la relación con el paciente? Es cierto, si se lo ha preguntado, usted tiene razón: no soy médico, ¡pero sí soy paciente! Y con base en este rol y en la perspectiva de la gestión profesional de la comunicación, le comparto esta lista. ¡Confío en que pueda serle útil!

Cuenta realiza o cuenta con:

1. Tarjetas de presentación, siempre disponibles.
2. Papelería personalizada, siempre disponible.
3. Website y/o Blog actualizado y vigente.
4. Suscripción(es) actualizada a directorio(s) especializado(s).
5. Pauta publicitaria en medios especializados y/o medios masivos.
6. Actividades de Free press o Publicity con los medios masivos.
7. Atención telefónica profesional en su consultorio o centro de salud.
8. Seguimiento telefónico a sus pacientes.
9. Eventos: clases, conferencias, presentaciones…
10. Manejo profesional de la sala de espera.
11. Asistente/Secretaria con entrenamiento.
12. Gestión sistemática de las historias clínicas.
13. Manejo de consulta con criterios de comunicación y servicio – Competencias comunicativas apropiadas.
14. Material didáctico para sus pacientes.
15. Medición de satisfacción del paciente.

Por: Andrés Aljure S. (Dinero.com)

El autor es socio fundador de Aljure y Ocampo Comunicación Corporativa. andres@aljureyocampo.com

About these ads