Perfil del Mercado farmacéutico de Bolivia

Publicado en 3 mayo 2009

0



boliviaEl sub-sector farmacéutico constituye un importante rubro en la economía del país, representa el 1.15% del PIB, 1999 el gasto en medicamentos ascendió US$ 98,5 millones equivalente US$12.1 per cápita anuales. En ese año 77.5% del gasto en medicamentos provino de los hogares (gasto de bolsillo) 15.5 de las cajas de seguro social y 5.0 % del sector público. En el mercado farmacéutico boliviano existe 9607 medicamentos legalmente registrados, de los cuales se comercializan 5.518; 27% de ellos correspondiente a medicamentos esenciales y 21 % se comercializan con nombre genérico, es decir que por cada producto genérico se distribuyen en el mercado cuatro variedades comerciales. Para el año 2003; el 77% del mercado farmacéutico nacional corresponde a medicamentos importados, y 23 % a medicamentos de fabricación nacional, se estima que para este año el 20 % del mercado farmacéutico en Bolivia provino del contrabando.

En total existen 367 empresas farmacéuticas registradas dedicadas a la producción, importación, distribución o comercialización de medicamentos, pero solo 99 venden medicamentos esenciales. .

Aunque la mayor parte del gasto en medicamentos corresponde hoy al bolsillo de los consumidores, se espera que los esquemas de aseguramiento vigentes trasformen gradualmente esta situación. Los precios de los medicamento no están controlados y, por lo general, quedan fuera del alcance de los estratos más pobres. Ante esto, el país cuenta con un esquema de suministro basado en la Central Nacional de Abastecimientos (CEAAS) que adquiere el mercado internacional medicamentos a bajo precio y los distribuye y comercializa en el sector público bajo modalidades como fondos rotatorios y compras con fondos propios; el CEASS también provee medicamentos al Seguro Universal Materno Infantil (SUMI), con financiamiento municipal, para su entrega gratuita. La organización no gubernamental, Insumos Médicos Esenciales distribuye medicamentos genéricos a un sector específico de la población. El registro de medicamentos esenciales se expide en 30 días y sus tarifas son U$ 78 para los productos nacionales y $ 85 para los importados.

En relación al acceso a medicamentos, resulta muy complejo ofrecer una estimación a este respecto. Datos de encuestas de utilización de servicios han calculado que 43 a 48% de la población total acude a los servicios públicos de salud, La cobertura de seguridad social incluyendo las cajas de salud es de 22% y se estima que 10% de la población es atendida por la medicina privada. Entre 20 y 25% de la población no tiene acceso a ninguno de los sectores, se trata mayormente de población rural dispersa.

Debido a que la capacidad de oferta de medicamentos del sector público presenta serios problemas de oportunidad (ruptura de stock) y que, a excepción del seguro Universal Materno Infantil , el paciente siempre paga la receta, se estima que aproximadamente una cifra aproximada del 30% no tienen acceso a medicamentos, sin embargo los sistemas de seguros están transformado esta situación.

No obstante se considera que 30% de la población sin acceso a medicamentos, constituye un porcentaje elevado.

Bolivia es uno de los primeros países en Latinoamérica que tiene historia de haber definido la lista de nacional de medicamentos esenciales, se evidencia este logro con la revisión y actualización de la ultima lista en el presente año, misma que incluye 352 fármacos (principios activos) lo que apoyará los procesos de gestión de suministros y racionalizar la prescripción de los mismos.

En lo referente al sistema de adquisición de medicamentos se realiza mediante dos modalidades que incluyen la compra pública centralizada y la compra directa por los establecimientos de salud.

Existe una Central Nacional de Suministros (CEASS) con 9 unidades regionales de distribución, la mayoría de productos se importan del mercado internacional sin fines de lucro. En el 2002 distribuyo medicamentos esenciales por un valor $us. 2.2 millones que representan un poco mas del 10% del mercado publico (institucional).

Referente al uso del nombre genérico para la prescripción es obligatorio utilizarlo en el sector público. Se cumple en la Caja Nacional del Salud y en las instituciones del Sistema Público con algunas excepciones. En el sector privado, el uso del genérico es mucho menor.

En lo relativo a los precios de medicamentos se manejan en un esquema de libertad vigilada donde los fabricantes e importadores los determinan libremente, e informan a las autoridades. Existe sin embargo la impresión de que son relativamente elevadas, lo que puede deberse a un abaja penetración de una política de genéricos que estimule la competencia y a una muy baja participación en el mercado de la Central de Suministros (CEASS) y otros importadores de productos genéricos de bajos precios.

OPS – Bolivia

About these ads